Contemplo

Un año más tarde
Las cosas no parecen haber cambiado mucho.
Y, aunque no lo parezca a una visión ajena,
ha cambiado lo esencial: la mirada sobre ellas.
Pues la felicidad no es producto de las circunstancias,
sino de nuestra manera de contemplarlas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s